Pensamiento nocturno cualquiera.

Pensamiento nocturno cualquiera.

Seguir para pudrirse. Para afirmarse. Afirmarse en degradación. Afirmarse en desgaste. En la tierra erosionada. Ser juntos fotografía. Ficcionarse primaveras felices. A veces hay primaveras felices, sólo que aquí no hay primavera. Aquí hay lluvia o sol. Decían en la escuela que tampoco se llamaba verano ni invierno. Decían estación lluviosa y estación seca.

Estaciones secas felices. Talvez eso no suena tan bien.

Advertisements

Yo como “outsider”

Al aproximarse el cierre de este proyecto piloto, del cual, de manera indirecta, he participado, se me viene a la cabeza ciertas inquietudes en torno a la práctica, la investigación y el hacer por hacer. Lo abordaré aquí brevemente.

1604_AltAc_19

He pensado en una cita que me permita acercarme a  esta inquietud. Nicanor Parra dice en sus Tres poesías “No queda nada por decir. Todo lo que tenía por decir. Ha sido dicho no se cuantas veces.” Esta cita retumba en mi cabeza todos los días cuando me topo a varios de los residentes, pues tal vez, es la manera en que pienso las formas de producción visual. Es decir, cada vez es más difícil plantear reflexiones filosóficas desde lo visual, o por lo menos existe un saturación de información que hace que algunas de nuestras  formas de producción se tornen vacías.

Es por eso que cada vez que veo los modos de hacer de cada uno de los residentes en sus espacios y sus ideas, me queda más claro que no tengo herramientas, no tengo estudio definido, no tengo técnica, ni mucho menos asistentes o fábrica de producción, pero que tal vez eso me permite no tener una forma de hacer mi trabajo. Esto me lleva a pensar en las formas educativas o las estructuras formativas en artes visuales, que siguen siendo deficientes, o por lo menos para mi son deficientes, porque nunca entendí para qué se estudia eso y  muchos menos que exista una carrera.

En mis modos de trabajar tengo dos vertientes, que me parecen las maneras más exactas para aproximarse a una tipo de reflexión ante una problemática. Una que aprendí en la calle, directamente conviviendo con gente que se dedica a lo ilícito (observar, interactuar y ejecutar). La otra tiene que ver más con la manera en que doy a conocer ciertas problemáticas, o temas que me interesan, pero desde un sistema retórico visual.

Es por eso que la experiencia compartida con los Alter Académicos me permite repensar cosas, incluso las maneras colectivas en las que uno se desenvuelve, y que muchas veces es provechosa y otras veces no. Pero con algunos pude desarrollar ciertas ideas o pruebas de trabajos que hice y que estoy haciendo, como en los casos de Adrián, que me colaboró con algunas impresiones para hacer una maqueta de un libro, o de Marton que me dio unas clases de serigrafía para producir una propuesta.

1604_AltAc_68

Pero volviendo a lo educativo, creo que la autoconstrucción del conocimiento es la forma más eficiente que se da desde lo colectivo. Es una manera de involucrar los saberes desde lo implícito (individual) para llevarlo a lo explícito (cultural)  y de ahí a la socialización, la discusión, la confrontación y la valoración. Por tanto, los procesos formativos, como el que se gestó desde TEOR/éTica, me parece la forma más propicia para el seguimiento de investigaciones locales; pero además, es el espacio de libertad que muchos artistas o productores buscan para llevar a cabo sus ideas.

Texto: Christian Salablanca

Fotos: Daniela Morales L.

teatro sin teatro: Exploración visual

teatro sin teatro: Exploración visual

He estado tratando de aclarar/aclarame en el intertexto y mis múltiples derivas durante el proceso.

El siguiente es un texto realizado como apropiación a una entrevista a Bernard Blistène, comisario del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, en el marco de la exposición: teatro sin teatro. La asimilación se utiliza para conversar sobre el proceso realizado durante la residencia en ALTER Academia.

Mariela Richmond

subma29

  1. ¿Le interesa el teatro?

MARIELA: No especialmente. Me gusta Sarah Kane, ésta dramaturga inglesa que se suicidó cuando recién cumplió 28 años; ella ha desempeñado un papel importante en el seno de mis últimas propuestas artísticas. Su monólogo 4:48 Psicosis, es punto de partida importante, la obra muestra qué es lo que pasa por la mente de una persona cuando ya no distingue lo real de lo imaginario, los recuerdos de lo fantasioso, los sueños de las pesadillas.

  1. ¿El proyecto durante ALTER Academia, procede entonces a una puesta en escena?

MARIELA: Si, pero debe verse ante todo como una experiencia, la voluntad de afrontar una situación de crisis. Un estímulo. Por esta razón no le he dado una forma definitiva, si no que de alguna forma he reconstruido lo que venía investigando desde mi contexto.

subma23

  1. ¿Como surgió la idea?

MARIELA: Me interesaba la idea de transmitir datos que me pudieran llevar a la práctica. Las variaciones que siguieron me llevaron a posibilidades diversas, líneas de trabajo: con actores, con un arquitecto, con un ingeniero mecánico, con la gráfica y la representación arquitectónica en el dibujo, con el cuerpo como fuente de experiencia, con la escritura y la apropiación de lenguajes…

  1. Entonces, ¿No tiene que ver con teatro?

MARIELA: Si, si. La cuestión del sujeto (el cuerpo) y su lugar (el espacio) en mi trabajo se colocan como sensaciones con las que puedo experimentar la problematización del cuerpo y la espacialidad, una arquitectura de los sentidos, y esto de alguna forma es la columna de mis cuestionamientos, de mi proceso, de mi línea de investigación / ¿obra?

subma34

Sesiones: Andy y Rebe

La semana pasada tuvimos la visita de la arquitecta y bailarina Rebeca Woodbridge, y la bailarina y actriz Andrea Catania.

Andy y Rebe

Rebe llegó con la historia de la terrible ansiedad que le generó esta invitación, que la llevó a soñarse que no tenía nada que decirnos entonces nos horneaba un queque. Pero luego procedió a hacer un ejercicio lindísimo de repartir libros de su propia biblioteca, seleccionados según lo que le sirviera a cada cual. Acertadamente, Mariela hizo la observación de que ver la biblioteca personal de uno pensando en lo que quizás pudiera servirle a otros era un ejercicio muy rico. De alguna manera te presta ojos nuevos para ver lo que tenemos y hemos visto ya muchas veces, así como te permite notar cosas anteriormente ignoradas. Conversamos sobre el trabajo que actualmente está haciendo Rebe acerca del antiguo asilo Chapuí, anteriormente ubicado en el Paseo Colón, en medio de San José. Fue interesante verlo desde múltiples puntos que se conectaban con los trabajos de cada uno: desde el desborde de la locura y las emociones, hasta las políticas liberales de higienización, así como el análisis de la arquitectura y el confinamiento del cuerpo a un espacio.

Por otro lado, Andy tuvo un enfoque más anecdótico, contándonos de su trayectoria y como llegó a un momento donde ya lo que sucedía en el escenario no era suficiente y empezó a buscar otras maneras de experimentar. Creo que todos pudimos de alguna manera relacionarnos con esta idea de pasar meses planeando algo – un espectáculo, una obra, una exposición, un proyecto – y que después de presentado, todo el trabajo se diluye y queda una especie de vacío. Andy llegó con una propuesta que ningún otro invitado había hecho: que le dejaran tarea a ella. A partir de los conceptos, pruebas o ideas que cada artista había venido trabajando, Andy les pidió que le inventaran un ejercicio para ella poder explorarlo con el cuerpo. Creo que todos sentimos que abrir la posibilidad de poder trabajar de esta manera presentaba un espacio de exploración que ampliaba el alcance que los proyectos habían tenido hasta el momento.

Parte de mi idea de invitar a Andy fue conversar acerca de un proyecto que en lo personal me impactó muchísimo, y que considero que, de alguna manera capciosa como sucede a veces, se infiltró sigilosamente cuando pensaba en como darle forma a la Alter Academia. En junio de 2012, Andy y su esposo, el músico Alex Catona, estuvieron en residencia en TEOR/éTica. El proyecto tuvo poca visibilidad, quizás por el momento en el que se encontraba TEOR/éTica, pero también porque era algo un poco adelantado a su momento. De manera similar a la Alter Academia, la idea era pensar en el proceso, en darle espacio y tiempo a la experimentación, cuestionar el uso tradicional del espacio, e ir un poco más allá al confrontar al público con los experimentos que Andy y Alex estaban ideando. Fue un mes difícil de capturar, pero se pueden entrever algunas cosas en el blog que se realizó durante esa estadía. Cuando hablamos de esto en la conversación con los artistas, se hizo aún más evidente la cercanía entre ambos proyectos, lo cual llevó a Mariela a preguntar por qué había pasado tanto tiempo entre uno y otro. La verdad no tengo respuesta fija, a veces hay que dejar que las ideas se mantengan en ese punto de ebullición previo al desborde del hervor. Pero creo que se han abierto  caminos de los cuales no podremos devolvernos, y que de alguna manera pensar en los procesos de creación y trabajar desde la colectividad pueden abrir cosas mucho más interesantes que lo visto en formatos más tradicionales.

Texto: Lola Malavasi.

Premisas

Premisas
  1. No hay objetos insignificantes, solo objetos cuya historia no ha sido contada.
  1. Contrario a lo que algunos piensan, yo hago la misma cosa una y otra vez esperando resultados distintos, seguro de que ni la cosa, ni el resultado, ni yo somos los mismos.

Adrián Flores S.

001

Maneras de hacer, cosas que hacer

Maneras de hacer, cosas que hacer

A partir de marzo del presente año en Lado V de TEORética se ha generado   un proyecto que pretende  modificar  las formas de relacionarse con  el arte y el pensamiento. Ya no dentro de una plataforma expositiva, sino desde una plataforma donde el error  proclive  a la experimentación.

Estamos hablando de una estructura no académica que fomenta una manera didáctica en la producción de productos visuales entendidos culturalmente como arte. Artistas como Diana Barquero, Adrian Flores, Mariela Richmond y Marton Robinson han empezado a trabajar en sus proyectos en esta plataforma.

En aproximadamente un mes, hemos visto como sus formas de hacer y proyectar ideas empezaron a tomar forma, ya sea en la producción de material editorial,  en la relación espacial del cuerpo  con los objetos, en las formas de recrear  paisajes catastróficos,  hasta  el vínculo de documentos y objetos de connotaciones sobre la idea de raza, cultura negra y sus aspectos sociopolíticos.

En una de las salas encontramos diversos objetos que provienen de distintas partes, muchos de ellos son nuestros desechos que comúnmente están en la calle. Compulsivamente, estos están  ordenados y categorizados de una manera obsesiva. En la mayoría ni siquiera está presente su forma original, debido  a las chorreas que se van haciendo en el proceso para copiar su forma.

1604_AltAc_26

Esta manera de construir una metodología negando la misma metodología provoca, en el mismo proceso,  entrar y salir de sus propias variables. Negar resultados parece ser el propósito de muchas intervenciones a objetos y elementos gráficos. Sin embargo ver este tipo de “cosas”  me provoca  pensar en esos pequeños detalles que pasan desapercibidos, es como si se tratara de devolver la mirada a aquello que perdió su forma, darle imagen a algo que se ha vuelto un  vacío.

Eso es una percepción personal de muchos de los procedimientos de Adrián, sin embargo,  también se podría interpretar que ese vacío  no solo es una relación metafórica que encuentro al ver los objetos. Es  visible la negatividad de él mismo por el objeto de arte; ante esta postura existe una iniciativa de producción editorial de textos sobre arte y reflexiones personales, promoviendo un accionar  que anula el egoísmo que muchas veces tenemos en los procesos creativos.

En el caso de Mariela podemos ver preocupaciones por el espacio habitacional y su relación con el cuerpo. La necesidad del ser humano por construir espacios como refugio para vivir. Se observan proyecciones gráficas, cuasi arquitectónicas, como si se tratase de mapas mentales, memorias capturadas o estructuras mecánicas de un espacio funcional de la misma manera  que  un submarino.

1604_AltAc_22 Por otro lado,  vemos como  las gráficas  no son suficientes  y existe la necesidad de explorar espacialmente otros espacios como el baño de Lado V, intentando imaginar otras maneras de uso.

1604_AltAc_23

Las formas de producción e investigación, en el caso Diana y Marton, proponen maneras distintas de sistematización.

En el caso de Diana a partir de las nociones del desborde y sus implicaciones sociales y ambientales, vemos como acontecimientos catastróficos son un referente para la exploración y experimentación de materiales, montajes y recursos visuales. La referencia al paisaje  es una constante, no desde una manera convencional, sino que busca alternativas para  generar experiencias sensoperceptivas  en  una cantidad de fotografías  y videos.  Pareciera que lo que  busca es recrear sensaciones ante acontecimientos devastadores de la naturaleza y el ser   humano.

IMG_4784

Me gustaría concluir con el espacio de Marton. En este vemos una cantidad de imágenes dibujadas  en una pared negra y un sin número de objetos que, lejos de ser fetiches,  son extensiones de los discursos que maneja Marton. Hay un sentido irónico en muchos de  estos objetos e imágenes, debido a que son el resultado de la acumulacion y búsqueda de archivos, que muestran estereotipos hacia la imagen del negro y sus representaciones culturales. El personaje de Memín es el más visible del gran número de archivos que posee.

1604_AltAc_29

Si tomamos uno de estos objetos y lo colocamos en otro de los espacios de los residentes,  creo que no sería lo mismo. La manera en que Marton se apropia de una imagen o un objeto hace que por sí mismo se cargue de contenido. Por ejemplo, el personaje de Memín, que si no estuviera en este espacio, sería solo una referencia convencional a un fábula de dos niños: Las travesuras de Memín  y Carlangas. Sin embargo, la carga simbólica que adquiere Memín desde el discurso de Marton,  lo contextualiza  en estereotipos raciales. Recordemos que  en la fábula el personaje de Memín Pinguín,  un niño negrito y  simpático, mediocre estudiante y que tiene una sinceridad conmovedora, es visto como el malicioso y hasta tramposo, con una facilidad para provocar enredos, a los que arrastra a sus amigos.  Es decir, al negro siempre le va “feo”.

Estas son apreciaciones personales de las cosas que puedo observar y entender en los momentos en que me involucro con ellos, desde dar apoyo en procesos constructivos, hasta darles opiniones. Lo tuanis de todo esto ha sido  el respeto por las posiciones individuales y el apoyo colectivo,  además de las visitas que han tenido de profesionales que han compartido sus conocimientos en áreas como la literatura, la arquitectura, la naturaleza, la geología y el cambio climático.

Texto: Christian Salablanca D.
Fotos: Daniela Morales L.